Mi Primer Día de la Independencia Como Un Cuidadano Norteamericano

Mi nombre es Luis Sánchez de Carmona Kuri. Nací y crecí en la Ciudad de México en un ambiente relativamente multicultural, ya que mi mamá es descendiente 100% libanés. Vine a Estados Unidos en el 2003 para obtener mi Maestría en Boston, MA. Siempre he tenido una inclinación por viajar y estudiar fuera de mi país, de modo que cuando obtuve una beca para hacer mi maestría en una ciudad tan legendaria, yo estaba muy emocionado.

En ese momento, vivir permanentemente en Estados Unidos era una opción, pero no una meta definitiva.  Después de graduarme del programa de Maestría, me ofrecieron un trabajo para una compañía de consultoría con base en el centro de Estados Unidos. Era la misma compañía que en el 2006 me trajo a Minnesota. Instantáneamente, me enamoré de Minneapolis y sabía que quería que esta ciudad fuera mi hogar. Yo sentí que los valores familiares eran muy fuertes aquí en Minnesota, y muy parecidos a mis valores mexicanos así que este lugar se sentía perfecto.

 Adelanta unos 16 años, tres cambios de trabajo y aquí sigo. Conocí a mi pareja Brett hace 5 años y compramos una casa juntos hace 2 años. No sabemos que nos depara nuestro futuro, pero estamos orgullosos de llamar Minneapolis nuestro hogar. Yo me convertí en ciudadano norteamericano en febrero de este año. Convertirme en ciudadano se sintió como un logro asombroso. No sólo porque fue la culminación de un proceso largo y complicado, pero también porque materializó el sentimiento de ser un ciudadano norteamericano. Sí, todavía tengo un acento al hablar inglés, y sí, todavía conservo mis tradiciones mexicanas y libanesas profundamente arraigadas. Sin embargo, el haber vivido en este país una tercera parte de mi vida, lo hace muy especial para mí, así que se siente estupendo finalmente ser un ciudadano de él.

Nunca olvidaré el día de la ceremonia de mi naturalización, el día en que me convertí en Ciudadano de Estados Unidos. Estaba sentado al lado de un joven, hijo de padres mexicanos y salvadoreños. Él se puso extremadamente emocional cuando nos tocó repetir el Juramento de Lealtad. Me di cuenta de que el decir esas palabras significaba muchísimo para él, y en ese momento específico, él y su familia completaban un viaje arduo y doloroso hacia la ciudadanía. Fue algo emocional para mí también. Sentí que sin importar las diferentes razones o circunstancias que nos llevaron a cada uno al lugar donde estábamos, en ese momento todos estábamos compartiendo algo muy especial: la oportunidad de ser parte del sueño americano.

El Día de Independencia rápidamente se aproxima y este día definitivamente significa algo diferente ahora. Es el cumpleaños de mi recién adoptada nación, en la que he trabajado duro para quedarme y poder forjar mi propio futuro. Así como la nación donde he desarrollado amistades profundas y memorables, he sido adoptado por una familia americana y donde he construido la mayor parte de mi vida adulta.

 Como he dicho antes, todavía tengo mis lazos fuertemente atados a mis culturas nativas: México siempre estará en mi corazón y alma, y hasta los aspectos de mi cultura libanés siguen muy arraigados en mí. Todos estos aspectos me definen y contribuyen en hacerme el hombre que soy hoy en día.

Una de las cosas que hace esta nación tan hermosa es que podemos ser quienes somos sin miedo a ser oprimidos. Me siento particularmente afortunado en poder llamarme ciudadano norteamericano y al mismo tiempo conservar mis raíces culturales, las cuales definen la persona que soy hoy en día. Lo más seguro es que celebraré el 4 de Julio con mis amigos y familiares, haciendo lo que mejor hago: cocinando varios platillos asados, combinación de recetas mexicanas, libanesas y claro que ahora comida norteamericana.   

Espero que todos tengan un 4 de julio seguro y feliz.

Síguenos:

Únete a nuestra comunidad social para las últimas noticias de belleza, promociones y ofertas.

Sé una conocedora de belleza:

Las últimas noticias de belleza, promociones y ofertas entregadas a tu buzón electrónico. Agrega tu correo electrónico para suscribirte.